ARTISTA VISUAL----CARPETA DE TRABAJO
 

 
ARTISTA VISUAL----CARPETA DE TRABAJO
GALERIA 01
GALERIA 02
GALERIA 03
GALERIA 04
GALERIA 05
GALERIA 06
GALERIA 07
DIBUJOS
ARTE DIGITAL
ARTETIERRA
FOTOGRAFIA
Curriculum vitae
Mis enlaces
FIRMA MI LIBRO DE VISITAS
imagen
PACHAMAMA oleo sobre lienzo 130x130 cm
Ante todo Bienvenido,
El cyberespacio es un mundo paralelo que oscila entre lo real y lo virtual, entre lo lejano y lo cercano entre lo tangible y lo intangible. Esta homogeneidad hace que se amplifique nuestra visión y tengamos nuevas inquietudes acerca del mundo, y las personas que lo habitan, necesidades nuevas de conocimiento que quizás no podríamos adquirir en nuestro entorno. Es desde ahí, desde la necesidad donde partimos en función a una mejora comunicacional, espero que esta pagina les sea de su agrado y que conoscan mi trabajo artistico que es mi pasiòn y nunca dejare de hacerlo.
email: aldopintor@hotmail.com

address: jr granada 224 ate
lima3 peru

telephone: 51-1-3492499
Aldo Carhuancho Herrera
My pintura siempre es una busqueda de una identidad latinoamericana, de ahi que rescato algunas caracteristicas del arte precolombino como es el uso de colores planos, de contrastes fuertes, siempre partiendo del mundo natural, el arte precolombino es un resultado de un equilibrio entre lo natural y lo humano, y trato que mis pinturas reflejen ese mundo.
ACH
Aldo Carhuancho. Perú.
Claramente, la imagen precolombina se torna un paradigma de creación en la pintura de Aldo Carhuancho. El artista peruano elige plantear cualquiera sea la imagen a partir de la tradición del arte popular inscripto en su lugar. Ha decido posicionarse dentro de una estética en la que se reconoce como integrante de una comunidad a lo largo del tiempo, una elección que puede leerse como política, preñada de sentido si se tiene en cuenta que para América Latina, el paradigma europeo ha sido el horizonte, la
perspectiva dominante, la que enseña a mirar y a construir a partir de allí
incluso las imágenes de este presente.
La suya es una pintura que retorna a lo arcaico desde una concepción actual, desde un replanteo que no niega el presente, a pesar de las contradicciones que pueda generar hoy sostener una pintura de raigambre popular. “Chucilla” o “Qhuya”, los nombres de sus obras, también son un
manifiesto de su interés por mantener viva una lengua ancestral.
La organización de los elementos en el plano, que desconocen la lógica renacentista, retoma los ejes de la pintura americana, reinstala un ordenamiento ancestral en ese plano, proponiendo nuevos mensajes.
Otro elemento que se destaca en sus obras y que se manifiesta determinante, es el recurso a los colores planos, que, como él mismo lo reconoce,está ligado a este contexto, recreado en sus obras continuamente.
Las cabezas de sus personajes se convierten en presencias que cuesta identificar como humanas. Aquí también hay una reminiscencia al mundo antiguo. Los seres zoomorfos. Por momentos, las formas se desapegan y se
acercan a una concepción abstracta.
La pintura de Aldo Carhuancho celebra la alegría, los colores de la tierra del continente y propone una creación que mantiene lazos de continuidad histórica.


Aldo Carhuancho. Peru .
Clearly, the pre-Columbian image returns a paradigm of creation in the
painting of Aldo Carhuancho. The Peruvian artist chooses to raise
anyone be
the image from the tradition of the popular art inscripted in his
place.
There is I decide to put inside an aesthetics in the one that is
recognized
as member of a community throughout the time, an election that can read
as
political, pregnant with sense if it is born in mind that for Latin
America, the European paradigm has been the horizon, the domineering
perspective, which teaches to look and to construct from there even the
images of the present.
His is a painting that returns to the archaic thing from a current
conception, from one I restate that he does not deny the present, in
spite
of the contradictions that it could generate today to support a
painting of
popular roots. “ Chucilla “ or “ Qhuya “, the names of his works, also
are
a manifesto of his interest to keep an ancestral language alive. The
organization of the elements in the plane, which do not know the
Renaissance logic, recaptures the axes of the American painting,
reinstalls
an ancestral arranging in this plane, proposing new messages.
Another element that one emphasizes in his works and that shows
determinant, is the resource to the flat colors, that, as he himself
recognizes it, it is tied to this context recreated in his works
continuously.
The heads of his personages turn into presences that it is difficult to
identify like you humanize. Here also there is a reminiscence to the
ancient world. The beings zoomorphism. Per moments, the forms unglue
and
they approach an abstract conception.
The painting of Aldo Carhuancho celebrates the happiness, the colors of
the
ground of the continent and proposes a creation that supports bonds of
historical continuity. V.M.
“No existe en el mundo un lenguaje en el cual se pueda manifestar con un solo verbo tantos estados de ánimo, tantos grados de dulcedumbre, o de ternura, o de pasión, o de ira o de desdén. El quechua adquiere en estos casos la flexibilidad del manantial que se desliza por las praderas desgranando las músicas más sutiles y reflejando todos los caprichos de la luz” (R.P. Fr. Honorio Massi)

Aldo Carhuancho, denomina a esta obra con un término quechua: “PACHAMAMA” que significa “Madre Tierra”, nombre que se le daba a la tierra, concebida como persona, por los pueblos indígenas de los andes. Los incas y los tiwanaku (tiahuanacu) realizaban ofrendas en su honor, sacrificando auquénidos para derramar su sangre. Entre otros objetos se ofrecían hojas de coca, conchas marinas y sobre todo, el feto de la llama, según una creencia para fertilizar la tierra, sin que faltara jamás la cosecha. Actualmente se mantiene y conserva la tradición de la ofrenda, practicada preferentemente por las comunidades quechuas y aymaras, a través de una ofrenda llamada challa o pago. El 1 de agosto es su día principal, aunque las celebraciones son durante todo el mes.

El pintor, nos presenta una obra impregnada de sentimientos, esos que llevamos en lo más profundo de nuestro ser. Obra abstracto-lírico, llena de símbolos de un mundo imaginario, no para que el hombre se evada sino para que sepa todo lo que lleva dentro de sí. Y eso es lo que hace el pintor, hurga en su fuero más interno, buscando encontrar una identidad propia, ese algo que le caracterice y lo haga único, diferente; es entonces que se encuentra con lo suyo, con sus ancestros y desde ahí, con maestría en su pincel, con gran imaginación, expresándose sin las limitaciones que impone la realidad, nos retrata a su tierra, la pachamama, como él la ve, como él la siente.

En la recreación, se puede observar el contraste simultáneo de los colores en sus formas geométricas desordenadas, abstractas, que nos sugieren laberintos, conflictos de la tierra a través de sus contrastes: el rojo, la sangre y el dolor, el azul, la profundidad e inmensidad del cielo y el mar, el amarillo, el color del trigo y el maíz, los verdes, la vegetación y la vida, los naranjas, el color de sus tierras arcillosas; colores que en su trazo cobran armonía para que las texturas reivindiquen su presencia, dejando constancia de la pasión que el pintor pone de manifiesto creando un mundo mágico, que nos envuelve, que nos invita a reinventar el espíritu de la pachamama. Tonos íntimos que brotan de la conciencia, formas que emergen de los anhelos sin una posible concreción en figuras, colores que por sí mismos valen por su revelación emotiva.

Felicitaciones para Aldo Carhuancho, por mostrarnos su arte inspirado en su tierra.
“Comprenderá, cuando vea América, que un día ellos tendrán pintores, porque no es posible, en un país que ofrece espectáculos visuales tan deslumbrantes, que ellos no tengan pintores un día”. Tales manifestaciones, palabras más o menos, pertenecen a Matisse. Las expresó a su regreso de los Estados Unidos, en 1933.
El arte americano es dual, bifronte, con dos caras que mantienen entre sí un abismo similar a la oposición maldita entre Dios y el Diablo.
Una estética de lo americano no puede fincar en una estética del arte sino del acto artístico, precisamente porque éste incluye lo tenebroso cuando contempla ese proceso brumoso que va de la simple vivencia del artista a la obra como cosa.
Pero, ¿qué es lo americano? Desde el punto de vista del sentido común, lo americano es primordialmente lo indígena y en segundo lugar el mundo construido por el hijo del inmigrado.
Rodolfo Kusch, "Anotaciones para una estética de lo americano"
Creo sinceramente que en la América está el caudal que ha de fertilizar el arte del siglo XX. Las fuerzas espirituales de Europa están poco menos que agotadas y su civilización ha de salvarse por la savia que le inyecte el cruce con razas vírgenes, pletóricas de esencias humanas.
el verdadero artista americano tiene que sentir la preocupación, diré mejor la
necesidad, de expresar visiones de su ambiente y de su espíritu.
el cuadro más americano será el que mejor exprese el canto del amor o del dolor; es decir, una vida americana.
El arte americano es una vida que surge frente a una vida que ha sido.
Abela Eduardo París, septiembre de 1928


"Considero que para lograr un arte americano, verdaderamente americano, será necesario esto, combinar el arte indígena, el mexicano y el esquimal, con un impulso creador similar al que produce máquinas, la invención que emana del lado material de la vida, que es también un impulso artístico, primordialmente el mismo impulso, pero con otra forma de expresión”.
“Aquí en el edificio de Bellas Artes hay un hombre tallando madera. Este hombre era ingeniero, un hombre preparado y complejo. Vivió entre los indígenas y después llegó a ser artista, y por un tiempo su arte era como el arte indígena —aunque no del todo, pero él ya había asimilado muchísima sensibilidad indígena y ella se reflejaba en su arte. Lo que talla ahora ya no es arte indígena, sino su expresión propia, y ahora su expresión propia contiene lo que ha sentido, lo que ha aprendido de los indígenas. Eso está bien, así es como debe ser el arte. Primero la asimilación y luego la expresión. Pero, ¿por qué creen los artistas de este continente que tienen que asimilar siempre el arte europeo? Deberían recurrir a los otros americanos para enriquecer su obra, porque si imitan a Europa el resultado será siempre algo que ellos no podrán sentir, porque al fin y al cabo, no son europeos”.
“En el Sur o muy al Norte, donde no existe un sistema que ordene siempre ‘haz esto, haz lo otro’, allí sí es fácil producir arte, porque allí los artistas no se reconocen como tal, ni saben que el arte es algo ajeno a la vida, ni que para hacer arte hay que ser un genio o un loco. Allí producen arte por su amor a los animales, los cazan para alimentarse, los matan, sus emociones están vinculadas a los animales —así que expresan estas emociones en estas pequeñas piezas talladas. A ellos no se les han exprimido sus emociones y por lo tanto, son capaces de funcionar como artistas”.
Diego Rivera, 1940